EL RALLYE RIAS ALTAS, CLAVE EN LA LUCHA POR LOS TÍTULOS

A pocas horas de que empiecen a rugir los motores en María Pita
El Rallye Rías Altas Histórico va a ser el encargado de cerrar la temporada en el Campeonato de
España de Rallyes Históricos y, como tal, a él se llega con un par de títulos en juego. En
velocidad, un año más el gallego Francisco López llega con serias opciones de hacerse con el
campeonato en la categoría Pre-81, toda vez que su rival directo, Francisco Casas, ha escogido
esta cita como uno de sus descartes.
Para que se repita el gran resultado vivido en la plaza de María Pita en 2018, el piloto de la
localidad lucense de Castroverde tiene que terminar este fin de semana entre los cuatro
primeros de su categoría. A priori un objetivo factible, “pero hay que terminar”, sentencia un
campeón en título que está a punto de revalidar su corona. “El Rallye Rías Altas es la prueba de
casa para nuestro equipo. Corremos delante de nuestros y siempre queremos hacerlo bien y
echar carreras; pero por otro lado el título es apetecible y es nuestro objetivo, por lo que
saldremos en los dos primeros tramos a ver dónde estamos y a partir de ahí decidiremos el
planteamiento para resto del rallye”, asegura.
Francisco López trata así de poner el broche a dos años muy positivos en los que solo ha
faltado poder pelear por una victoria absoluta. “Es lo que nos falta”, insiste el piloto del Ford
Escort Mk1, “y por eso hemos puesto a la venta esta unidad, con el objetivo de montar una
versión con motor BDG, como la que utilizaban en su momento en el mundial de rallyes, y que
nos permita dar un paso más”. Pero ese será un objetivo a medio plazo. Antes queda rematar
este año deportivo.
Quien ya se sabe ganador en esta temporada es Toño Sainz. El madrileño, pilotando un Subaru
Legacy, ha conseguido el título de Pre-90 antes de salir en el Rallye Rías Altas pues Marcos
García, su rival directo, no tomará parte en esta prueba.
En cualquier caso, como hace un año, ambos tendrás que vérselas con el equipo referencia en
este rallye. Porque Jesús Ferreiro y Javier Anido volverán a estar en la línea de salida de la
Plaza de María Pita con su espectacular Ford Escort MkII. La pareja de Melide vuelve a
participar con el objetivo de seguir agrandando su palmarés en esta prueba. Ellos
serán, una vez más, el objetivo a superar.
Pero no son los únicos aspirantes a un buen papel, porque son más de
cincuenta los equipos del apartado de velocidad los que buscan un buen
resultado en el Rías Altas: bien sea en las categorías Pre-81 y Pre-90,
como también en la siempre rápida categoría 5, donde hay pilotos
y monturas que aspiran a todo en la cita coruñesa.

La regularidad, por su parte, estará compuesta por un total de 27 participantes, y aquí Jorge
Gorroño y Mikel Oleaga ya son campeones en su apartado Sport.
Todo está en marcha y la actividad ya empieza a ser frenética dentro del Club Rallye Rías Altas,
entidad organizadora de la prueba. Mañana, viernes, tendrán lugar las verificaciones técnicas
en La Marina – O Parrote entre las 11:00 y las 15:00. La siempre espectacular ceremonia oficial
de salida -una de las pocas opciones de estar con un vehículo de carreras en la Plaza de María
Pita- arrancará a las 19:00 horas, con un breve recorrido por la ciudad para acercar al público
herculino el atractivo mundo de los rallyes.
El sábado la acción comenzará a partir de las 8:30, nuevamente desde la emblemática plaza
coruñesa, para afrontar un recorrido de cuatro tramos a doble pasada y 106 km
cronometrados. Prácticamente se mantiene el mismo rutómetro de 2018, con las especiales
de DOROÑA, MONFERO, IRIXOA Y ARANGA. Sólo sufre variaciones el tramo de Monfero, en sus
5 km iniciales y para evitar el parque natural.
Las previsiones meteorológicas anuncian un fin de semana seco, sin lluvias. Pero en el norte de
la comunidad gallega uno nunca se puede confiar. ¡Arranca el Rallye Rías Astas Histórico!